5 consejos para proteger tu piel en otoño, puede ser vulnerable al frío y al viento

5 consejos para proteger tu piel en otoño, puede ser vulnerable al frío y al viento

Nuestra piel se ve muy castigada en verano por el sol y el continuo contacto con el cloro de las piscinas y el salitre del mar. Una vez llegado el otoño es importante entender que la piel puede ser especialmente vulnerable al frío y el viento típicos de esta época. Por eso, te traemos 5 consejos para cuidar tu piel en otoño.

Hay que tener en cuenta que octubre es un mes de muchos contrastes meteorológicos y eso puede afectar negativamente a nuestra piel, por lo que es importante saber cómo podemos protegerla.

1. Protegerse del frío y el viento

No hay nada más efectivo para cuidar nuestra piel durante el otoño y el invierno que no exponerla al frío y al viento. Estos agentes pueden producir un estrechamiento de los vasos sanguíneos y deshidratación en la piel, así que debemos cubrirla para que esté lo menos expuesta posible.

2. Evitar las duchas largas

A medida que va llegando el frío es tentador darse una ducha caliente que dure algo más que cuando hace calor, pero esto no es del todo. Y es que estar demasiado tiempo duchándonos puede hacer que nuestra piel pierda la capa protectora que la recubre, lo que puede acentuar la deshidratación provocada por el viento o el frío.

En este sentido, lo más indicado es darse duchas cortas con agua templada.

3. Ponerse crema hidratante después de la ducha

No solo hay que vigilar el tiempo que se está en la ducha para evitar la deshidratación. Al salir, lo mejor es aplicarse crema hidratante en la piel, ya que parte de la grasa natural se puede perder y así ayudamos a reponerla.

Lo ideal es ponerse la crema hidratante cuando la piel aun está húmeda. Durance ofrece una gran variedad:

4. Utilizar antioxidantes

Los antioxidantes ayudan a prevenir el envejecimiento cutáneo. Estos pueden ser utilizados en crema, en comprimidos o en infusiones y los más recomendables son los compuestos a base de vitamina C o E, carotenoides o coenzima Q10.

5. Cuidar los labios

A la hora de proteger nuestra piel contra los efectos negativos que puede provocar el clima otoñal, es importante tener en cuenta que los labios suelen estar muy expuestos, por lo que hay que cuidarlos y prestarles atención. Para evitar que se resequen y se agrieten por el viento, lo mejor es tener siempre a mano un bálsamo de manteca de cacao para labios.

El bálsamo se puede aplicar cuantas veces se quiera para tener los labios protegidos durante todo el día.

All comments

Leave a Reply

back to top