Aromaterapia, ¿se pueden curar dolencias a través del olfato?

Aromaterapia, ¿se pueden curar dolencias a través del olfato?

El olfato es un sentido que nos gusta complacer. Entrar en casa y oler nuestro plato favorito, disfrutar de una vela aromática o de un nuevo ambientador nos produce placer. Pero, ¿pueden los olores ir un paso más allá? Hoy, te presentamos la aromaterapia, una técnica para curar dolencias a través del olfato.

¿Qué es la aromaterapia?

La aromaterapia es una técnica de medicina alternativa derivada de la herbolaria que mejora la salud y el estado de ánimo a través de la utilización de aceites esenciales.

Pese a que no se han demostrado científicamente sus resultados, sí que se ha comprobado como ciertos aromas, inhalados o aplicados directamente sobre la piel a través de aceites esenciales, como hemos comentado antes, tienen la capacidad de reducir el dolor y de ayudar a curar determinadas dolencias. Esto convierte a la aromaterapia en una opción complementaria a la medicina para mejorar nuestra salud de una manera agradable y sencilla.

¿Cómo se aplica?

Pese a que también se puede aplicar esta técnica directamente sobre la piel, la aromaterapia se caracteriza por el sentido del olfato, por lo que la manera más efectiva de utilizarla es a través de la inhalación de los olores que queremos que nos ayuden a fortalecer nuestra salud.

De este modo, la mejor manera de utilizar los aceites esenciales es verterlos sobre agua y calentarla hasta el punto de ebullición para poder inhalar el vapor resultante. Nuestro organismo se encarga de transformar los estímulos olfativos que recibe en señales químicas que van directamente al cerebro, cuya respuesta puede contribuir a acabar con nuestra dolencia.

¿Para qué sirve cada olor?

No todos los olores tienen el mismo efecto en nuestro cuerpo. Por eso, es importante conocer los beneficios de cada aroma y cómo nos pueden ayudar:

Menta: dolor muscular y articular, sistema respiratorio, alergia, dolor de cabeza, etc.

Puedes conseguir tu aceite esencial de menta aquí: https://www.lesaromesprovence.com/aceites-esenciales/1194-aceite-esencial-menta-durance.html

Lavanda: irritación de la piel, dolor de cabeza, dolor muscular, insomnio, etc.

Puedes conseguir tu aceite esencial de lavanda aquí: https://www.lesaromesprovence.com/aceites-esenciales/1195-aceite-esencial-lavanda-10-ml.html

Pomelo: acné y piel grasa, fatiga mental, dolor muscular, dolores de cabeza, resaca, etc.

Puedes conseguir tu aceite esencial de pomelo aquí: https://www.lesaromesprovence.com/aceites-esenciales/1198-aceite-esencial-pomelo-10-ml.html

Naranja: estimula el sistema circulatorio y el inmunológico, reduce la inflamación y el dolor, etc.

Puedes conseguir tu aceite esencial de naranja aquí: https://www.lesaromesprovence.com/aceites-esenciales/1197-aceite-esencial-naranja-dulce-10-ml.html

Limón: náuseas, mejora la digestión, cuida la piel, ayuda a perder peso, etc.

Puedes conseguir tu aceite esencial de limón aquí: https://www.lesaromesprovence.com/aceites-esenciales/1199-aceite-esencial-limon-10-ml.html

Para aprovechar al máximo las propiedades de tus aceites esenciales, te recomendamos que utilices un difusor como este de Maison Berger, que dosifica el contenido y lo va lanzando de manera constante: https://www.lesaromesprovence.com/productos/1337-difusor-electrico-relax-suavidad-oriental.html

Si te gusta cuidar de tu salud de una manera natural y agradable, ya sabes: ¡la aromaterapia es para ti!

All comments

Leave a Reply

back to top